Banner Bush

¿Cómo es el pene de una mosca? ¿Cuál mide más, el espermatozoide de una mosca o el del ser humano? Las moscas hacen demasiado ruido cuando copulan Moscas heterosexuales, moscas homosexuales ¿Qué pasaría si una mosca tuviera el tamaño de un hombre? ¿Puede una mosca detener a un tren al chocar con él volando en sentido contrario al mismo? ¿Cuántas moscas se requieren para tirar de un coche?

¿Moscas? ¡Qué ricas! Moscas policías al servicio de la lucha contra el crimen A las moscas les atrae el color azul ¡Las moscas pueden aprender a contar! ¿Pueden tuitear las moscas? Terapia alternativa: moscas contra heridas que no cicatrizan La curiosa mosca del petróleo


¿Pueden tuitear las moscas?


El Prix Ars Electronica es a menudo llamado el Oscar del arte por ordenador, pues no existe ningún premio en el mundo quegalardone de forma más prestigiosa los proyectos creativos de los ciberartistas. La sede del evento —muestra de todas las creaciones y posterior premiación de las mejores— se celebra Mosca que para un trenanualmente en el Ars Electronica Center (AEC), radicado en la ciudad austríaca de Linz, concretamente en el lado derecho del Nibelungenbrücke, en el lado norte del Danubio, muy cerca del ayuntamiento de la ciudad. El Ars Electronica Center, que abrió sus puertas en 1996, mantiene un centro de medios de comunicación y museo, alberga un laboratorio de tecnología, y ofrece visitas y cursos.

Desde su craación, el Prix Ars Electronica viene siendo un foro para la creatividad artística y la innovación, y un barómetro de tendencias en el mundo siempre en expansión y cada vez más diversificado del new media art. Gracias a su recurrencia anual, su alcance internacional y la increíble variedad de los trabajos presentados a la consideración del premio, el evento proporciona una visión bastante exacta de la evolución del arte de los nuevos medios y sobre la dirección en la que camina el arte digital contemporáneo, y concede una idea no menos clarificadora sobre su apertura y diversidad, sobre todo si tenemos en cuenta que en la actualidad acuden al Prix artistas de renombre internacional procedentes de más de setenta países diferentes.

En la edición de 2012, el artista estadounidense David Bowen presentó una insteresantísima instalación que se hizo con una meritoria mención de honor en la categoría de arte interactivo. La propuesta, denominada Fly tweet, demuestra la posibilidad de CONVERTIR A LAS MOSCAS EN TUITERAS.

La instalación se compone de una esfera transparente, en la que convive una colonia de moscas junto a un teclado conectado en tiempo real con un ordenador con acceso a Internet. Las moscas tienen su perfil en Twitter donde envían tenazmente sus propios mensajes.

La dinámica es simple: las moscas se desplazan tranquilamente en el espacio a su disposición y cada vez que se apoyan en el teclado las letras que visitan empiezan a componer un mensaje. Cuando alcanzan los 140 caracteres, éste viene automáticamente enviado a su perfil de Twitter. Lógicamente, el micromensaje también acaba publicado en la red cuando una mosca decide descansar en la tecla de envío. @flycolony¿Tiene una mosca suficiente fuerza para apretar las teclas? No, por lo que es únicamente la presencia del animal en una tecla concreta, lo que es controlado automáticamente por un sistema de vídeo en tiempo real, lo que permite construir sus mensajes.

¿Dicen las moscas algo interesante en sus tweets? La verdad es que no: como era previsible todos son del estilo de las que se muestran en la imagen, y de su redundancia e incompresibilidad no se puede sacar mucho en claro (aunque el azar es juguetón y de vez en cuando acaba formándose alguna secuencia graciosa y con algo de sentido) pero, ¿qué otra cosa podía esperarse? No obstante, la instalación invita a la reflexión: ¿son mucho más interesantes los mensajes que envía la mayoría de los tuiteros humanos? No, en absoluto. De hecho en Wikipedia (entrada 'Twitter') podemos conocer un estudio realizado durante dos semanas de agosto de 2009 por la empresa de investigación de mercado Pear Analytics, con sede en San Antonio (Texas), en el cual se analizaban 2.000 tweets procedentes de los Estados Unidos y en inglés. Según dicho estudio, el 40% de todos los mensajes eran "cháchara sin sentido", y un buen porcentaje del resto estaba constituido por autopromoción, retweets (reenvíos de mensajes), o sencillamente puro spam (mensajes-basura).

Así es que los los tweets que las moscas están enviando en Internet no parece ser una actividad que les suponga dificultad alguna, pero muchos humanos tampoco se matan para tuitear. Quizás sea ésta la reflexión crítica a la que apunta el artista acerca de una de las más populares plataformas sociales contemporáneas, en la que diariamente se vuelcan millones de mensajes. Una actividad que, a menudo, se plasma en una cacofonía verbal, que puede acabar perdiendo su sentido.

Si quieres seguir la marcha del proyecto, debes seguir a @flycolony, que es la cuenta oficial del proyecto Fly tweet.

 

 
gif mosca

2010-2013 Juan Ledo
mosca@sinek.es