Banner Bush

Te condecoro... ˇcon una mosca! (Antiguo Egipto) Todo un mausoleo para enterrar a una simple mosca (Virgilio) Ne quidem musca
(Tito Flavio Domiciano)
Moscas excomulgadas (Bernardo de Claraval) Esa mosca debe de estar ahora mismo ardiendo en el infierno (Adriano IV) Güelfos y gibelinos (Mosca dei Lamberti) Alfonso X el Sádico En Barcelona, la calle de las moscas San Narciso y unas cuantas moscas, contra los franceses (Felipe III de Francia, el Atrevido) Un pueblo entero lleva 500 años de luto por culpa de unas moscas (Fernando el Católico) Moscas que hablan Balas como moscas (Federico II de Prusia, el Grande) Moscas en la Guerra Civil Española Hitler ordena exterminar una mosca Pío XII se mosquea

free counters



Hitler ordena exterminar una mosca

El episodio de la mosca, cólera de Hitler y memorias reveladoras

Fritz Darges, oficial de la SS (La Schutzstaffel, o escuadrón de defensa del partido Nazi) nacido en 1913 en Dülseberg y fallecido en octubre de 2009 en su casa de Celle, cerca de la ciudad alemana de Hannover, fue durante un tiempo un colaborador muy cercano a Adolf Hitler (1889 - 1945) y a su círculo político y militar más íntimo, y ahora sabemos que ha dejado manuscrito un libro que, según los primeros indicios, podría desvelar nuevos datos e información clave sobre la participación directa del líder nazi en el Holocausto.

Darges, que murió a la edad de 96 años, se unió a la SS en abril de 1933, conoció al dictador alemán en un mitin en Nüremberg en 1934, llegó a adjunto del secretario de Hitler, Martin Bormann (1900 - 1945) en 1936, y pasó a moverse allado mismo del Führer Hitleren 1940.

Darges ya había explicado en una entrevista algunos detalles de su relación con Hitler. "Era afectuoso", aseguró en ella: "tenía una apariencia simpática y era calmado"."Yo siempre estaba allí por él, en todas las conferencias, en todas las reuniones de servicio. Debo decir que di con un genio. Todos nosotros soñábamos con un Imperio alemán más grande. Es por eso por lo que yo serví para él y lo volvería a hacer ahora".

Darges también explicó que Hitler le despidió por un incidente extraño con una mosca. Durante una reunión estratégica de los altos mandos nazis, en julio de 1944, una mosca revoloteaba por la habitación. Hitler ordenó a Darges que se deshiciera de ella, y éste contestó que, al tratarse de un asunto aéreo, debería encargarse el adjunto a la Luftwaffe (fuerza aérea), Nicolaus von Below (1907 - 1983), quien se encontraba también en la habitación. A Hitler no le gustó la bromita; montó en cólera y le despidió: "Deberías estar en el frente del Este", le espetó. (En la foto, el führer, dando instrucciones durante el cerco a Stalingrado en 1942-1943).

 

 

gif mosca

2010-2012 Juan Ledo
mosca@sinek.es