Banner Bush

Aristóteles, ¿sólo sabía contar hasta cuatro? Cómo resucitar a una mosca muerta (Luciano de Samosata) As Flies to Wanton Boys (William Shakespeare) Consejos para guardar la mosca (Quevedo) Moscas cartesianas (Descartes) La mosca y la hormiga (Jean de la Fontaine) Moscas como pasatiempo (Spinoza) Melocotón verde, ciruela azul (Matsuo Basho) ¿Para qué han nacido las moscas? (Voltaire) ¿No soy yo una mosca como tú? (William Blake) Ruidosas moscas en las alboradas del verano (John Keats) Moscas en el Arca de Noé (Mark Twain) Como nosotros, las moscas se sienten el centro del mundo (Friedrich Nietzsche) La mosca sabia (Leopoldo Alas, 'Clarín') Mosca muy elitista (Gaetano Mosca) ¿Quiénes son más inteligentes, las moscas o las abejas? (Maurice Maeterlinck) No faltar a la realidad, sino mejorarla (Marcel Schwob) Euliak eta arkakusoak (Pío Baroja) ¡Que sea de la oposición! (Macedonio Fernández) Moscas voraces como abejas en abril (Antonio Machado) Una copa de whisky con cianuro (Horacio Quiroga) Los únicos animales que leen el periódico (Ramón Gómez de la Serna)

free counters

Historia de un diablillo valiente (Katherine Mansfield) Escapar del frasco (Ludwig Wittgenstein) La mosca medio inteligente (James Thurber) Animales que de lejos parecen moscas y la paradoja de Russell (Jorge Luis Borges) ¿De qué metal está hecho el pájaro mosca? (Nicolás Guillén) Ni moscas ni espantamoscas (George Orwell) Moscas húmedas de sangre humilde y mermelada (Pablo Neruda) Júpiter, Dios de las moscas y de la muerte (Jean-Paul Sartre) El suplicio de las moscas (Elías Canetti) El Señor de las Moscas (William Golding) En el burdel, en la cocina, sobre un peine (Julio Cortázar) Esa mosca murió a las tres y veinte (Marguerite Duras) Moscas en la mierda (Nicanor Parra) Furiosos pedacitos de vida (Charles Bukowski) Posada en un tronco de sauce (Miroslav Holub) Me estaba molestando una mosca (Slawomir Mrozek) Deux façons d'enculer les mouches (Boris Vian) Sota de espadas (Manuel Vicent) Una mosca en la sopa (Charles Simic) Los derechos de las moscas (Peter Singer) Cinco moscas azules (Carmen de Posadas) Puer, abige muscas (Cicerón, Flaubert y Woody Allen) Elogio de la mosca Gatos, moscas y curas Enciclopedia de la palabra 'mosca'


Cómo resucitar a una mosca muerta

En la antigüedad grecolatina, por lo menos dos sabios estaban convencidos de que una mosca es capaz de volver a la vida recuperando su alma una vez abandonada. El primero es Luciano de Samosata (125 – 181), quien dice: “Tras morir una mosca y ser cubierta de ceniza se levanta de nuevo, y tiene un renacimiento y otra vida desde el principio”. Por su parte, su casi contemporáneo Claudio Eliano de Praeneste (circa 175 - circa 235), uno de los grandes naturalistas de la antigüedad, insiste en su obra Historia de los Animales en la curiosa capacidad que al parecer tiene la mosca para revivir: “La mosca, tras caer al agua aunque es la más atrevida de los animales, sin embargo, ni sale corriendo ni nada, y por eso se ahoga. Pero si sacas su cadáver y esparces encima cenizas y la pones a los rayos del sol, resucitarás a la mosca”.Luciano de Samosata

La coincidencia de ambos autores, como hemos dicho, casi contemporáneos, en esta noticia que carece de fundamento científico, puede deberse a la existencia de algún tipo de creencia popular basada en una mala interpretación de los hechos: al caer una mosca al agua, no muere inmediatamente, pero tampoco puede moverse con libertad debido al agua en sus alas. De este modo, si se la saca y se seca antes de que haya muerto, puede reanudar su vida normalmente.

Pero es que... ¡once siglos después! la creencia sigue firmemente fundamentada no sólo en las clases pobres, sino también entre los sabios. Manuel Filés (circa 1275 – circa 1345) fue un importante poeta bizantino epigramático que trabajó en las cortes de Andrónico II (1259- 1332) y de Andrónico III (1297 - 1341), ambos de la familia Paleólogo (un epigrama es un poema breve que generalmente comprende un apunte ingenioso en cuatro o cinco versos).

La poesía de Manuel Filés es variada y prolífica, y de ella destaca las de tema naturalista, sobre todo De animalium propietate. Se trata de una serie de composiciones poéticas dedicadas a diferentes miembros del reino animal, mamíferos, aves, peces, insectos, pero también una considerable cantidad de animales fabulosos, y a través de las cuales el poeta pone de manifiesto diferentes características de dichos animales o alguna particularidad concreta, con una intencionalidad que podría ser considerada como didáctica e instructiva, pero no moralizante. En esa poesía la influencia de Eliano es considerable.

Entre los insectos que Manuel Filés trata en sus poemas está el escarabajo, la abeja, o la araña, de la que destaca sus hilos y telas y su enemistad con los insectos alados como la mosca, y que Luciano trataba más ampliamente.

El poema dedicado a la mosca, como ya ocurría con el poema correspondiente de su antecesor Cristóbal de Mitilene, deja entrever, cierta conexión con el encomio de Luciano, aunque probablemente sea de forma indirecta:

“Sobre la Mosca. / Tras coger una mosca que se haya ahogado en una corriente, / y tras derramar sobre la ceniza de una pira, / calienta el cadáver bajo los rayos del sol: / puesto que revive y se lanza sobre los alimentos”.

Sin duda esta noticia transmitida por Files recuerda inevitablemente a lo ya mencionado por Luciano en su Encomio de la mosca, donde a propósito de la inmortalidad de la mosca, nos decía lo anteriormente visto. Por ello podemos pensar en la relación de Files con la obra de Luciano, y que a partir de dicho episodio que presentó Luciano, Files decidió realizar una composición poética.

 
gif mosca

2010-2012 Juan Ledo
mosca@sinek.es