Banner Bush

Aristóteles, ¿sólo sabía contar hasta cuatro? Cómo resucitar a una mosca muerta (Luciano de Samosata) As Flies to Wanton Boys (William Shakespeare) Consejos para guardar la mosca (Quevedo) Moscas cartesianas (Descartes) La mosca y la hormiga (Jean de la Fontaine) Moscas como pasatiempo (Spinoza) Melocotón verde, ciruela azul (Matsuo Basho) ¿Para qué han nacido las moscas? (Voltaire) ¿No soy yo una mosca como tú? (William Blake) Ruidosas moscas en las alboradas del verano (John Keats) Moscas en el Arca de Noé (Mark Twain) Como nosotros, las moscas se sienten el centro del mundo (Friedrich Nietzsche) La mosca sabia (Leopoldo Alas, 'Clarín') Mosca muy elitista (Gaetano Mosca) ¿Quiénes son más inteligentes, las moscas o las abejas? (Maurice Maeterlinck) No faltar a la realidad, sino mejorarla (Marcel Schwob) Euliak eta arkakusoak (Pío Baroja) ¡Que sea de la oposición! (Macedonio Fernández) Moscas voraces como abejas en abril (Antonio Machado) Una copa de whisky con cianuro (Horacio Quiroga) Los únicos animales que leen el periódico (Ramón Gómez de la Serna)

free counters

Historia de un diablillo valiente (Katherine Mansfield) Escapar del frasco (Ludwig Wittgenstein) La mosca medio inteligente (James Thurber) Animales que de lejos parecen moscas y la paradoja de Russell (Jorge Luis Borges) ¿De qué metal está hecho el pájaro mosca? (Nicolás Guillén) Ni moscas ni espantamoscas (George Orwell) Moscas húmedas de sangre humilde y mermelada (Pablo Neruda) Júpiter, Dios de las moscas y de la muerte (Jean-Paul Sartre) El suplicio de las moscas (Elías Canetti) El Señor de las Moscas (William Golding) En el burdel, en la cocina, sobre un peine (Julio Cortázar) Esa mosca murió a las tres y veinte (Marguerite Duras) Moscas en la mierda (Nicanor Parra) Furiosos pedacitos de vida (Charles Bukowski) Posada en un tronco de sauce (Miroslav Holub) Me estaba molestando una mosca (Slawomir Mrozek) Deux façons d'enculer les mouches (Boris Vian) Sota de espadas (Manuel Vicent) Una mosca en la sopa (Charles Simic) Los derechos de las moscas (Peter Singer) Cinco moscas azules (Carmen de Posadas) Puer, abige muscas (Cicerón, Flaubert y Woody Allen) Elogio de la mosca Gatos, moscas y curas Enciclopedia de la palabra 'mosca'


Moscas en la mierda (poesía)


"Al señor —al turista —al revolucionario
me gustaría hacerles una sola pregunta:
¿alguna vez vieron una nube de moscas
revolotear en torno a una plasta de mierda
aterrizar y trabajar en la mierda?
¿han visto moscas alguna vez en la mierda?
porque yo nací y me crié con las moscas
en una casa rodeada de mierda."


Cantante y compositora (considerada por muchos la floclorista más importante de Chile y fundadora de la música popular chilena), pintora, Alfonso X y su corteceramista, escultora y tejedora, la famosa Violeta Parra (1917-1967), a quien casi no hace falta presentar, fue una persona con una vida muy intensa, y eso quedó reflejado en su obra. En los años 60 se trasladó a París, donde se convirtió en la primera mujer latinoamericana en exponer indidualmente en el Louvre. Sus canciones, sobre todo Gracias a la vida, se convirtieron en himnos de la izquierda durante la convulsa mitad del siglo XX en Latinoamérica, y fueron versionadas por Serrat, Silvio Rodríguez, Joan Baez o su compatriota y amigo, Víctor Jara.

La gente que no la conozca y quiera ahora hacerlo ha de saber que en agosto de 2011 se presentó en Santiago de Chile la cinta Violeta se fue a los cielos, basada en su vida. La peli está protagonizada por Francisca Gavilán (n. 1973), una actriz que se parece físicamente mucho a la cantante. La película está basada en el libro homónimo de Ángel Parra (n. 1943), hijo de la folklórica, nacida en la pobreza campesina del sur de Chile en 1917. El director de la peli, el chileno Andrés Wood (n. 1965, ganador en 2009 de un Goya con La buena vida), declaró que ha trazado una biografía poética donde recoge los principales episodios de la prolífica artista, que acabó suicidándose a los 49 años.

La película no olvida la relación que tuvo con el antropólogo suizo Gilbert Favre (1936-1998), que la abandonó, hecho que aumentó su depresión y la llevó a suicidarse en su mítico envelado circense de Santiago.

Quien no era incomprensiblemente tan conocido como Violeta era Nicanor Parra, a quien pertenece el poema titulado Moscas en la mierda que abre este artículo, y que está extraído de su obra Hojas de parra (1985).

El chileno Nicanor Parra Sandoval (nacido en 1914) es, efectivamente, uno de los literatos más respetados de su país. A él se le atribuye la invención de la antipoesía, una expresión literaria que rompe con los cánones tradicionales de la lírica. Una de sus obras más reconocidas es Poemas y Antipoemas, donde reemplaza una sintaxis cuidada y metafórica por un lenguaje cotidiano y directo.

El 1 de diciembre de 2011 fue galardonado con el premio Cervantes, convirtiéndose en el tercer chileno en ganar el Nobel de literatura en idioma castellano después de Jorge Edwards, que lo hizo en 1999 y de Gonzalo Rojas (1917-2011), que lo hizo en 2003. Carmen Caffarel, directora del Instituto Cervantes expresó: "el Premio Cervantes reconoce esta vez no sólo la valía de un creador universal, sino también la necesidad de la búsqueda de nuevas formas de expresión y la exploración de las fronteras comunicativas del ser humano". Este importante reconocimiento ayudará a que ahora Nicanor Parra sea un poco más reputado, respetado y conocido que antes: casi como se merece.

Nicanor y Violeta son miembros de la familia Parra, compuesta también por otros reconocidos artistas populares de Chile, como Eduardo (o Lalo, 1918-2009) o Roberto (1921-1995).

 

 
gif mosca

2010-2012 Juan Ledo
mosca@sinek.es